martes, 1 de junio de 2010

Prioridades del Fondo de Inversiones de Teruel

31.5.2010.

 


 

El apoyo a las iniciativas empresariales (fundamentalmente en los ámbitos industrial, agroalimentario y turístico), el apoyo a las infraestructuras para favorecer la implantación de nuevas empresas y la puesta en valor del patrimonio cultural y ambiental constituyen las líneas prioritarias de actuación del Fondo de Inversiones de Teruel para 2010.

Así se refleja en el documento que hoy han firmado en la capital turolense el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, en el transcurso de un acto que ha contado también con la presencia del consejero de Presidencia, Javier Velasco, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, y el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández.


La Comisión de Seguimiento del Fondo de Inversiones de Teruel, que hoy se ha reunido en Teruel, ha dado el visto bueno a la asignación de los proyectos que se desarrollarán en el transcurso del año 2010 y que cuenta con un presupuesto anual de 60 millones de euros, que se financian al 50% por las administraciones central y autonómica con el objetivo de impulsar aquellos proyectos de inversión que promuevan, de manera directa o indirecta, la generación de riqueza en la provincia de Teruel.
Las ayudas del Fondo de Inversiones de Teruel se distribuyen en seis líneas:

1. Infraestructuras de transportes y comunicaciones. Presupuesto: 2 millones de euros.

2. Apoyo a iniciativas empresariales, fundamentalmente en los ámbitos industrial, agroalimentario y turístico. Presupuesto: 8,5 millones de euros.

3. Apoyo a las infraestructuras para la implantación de empresas. Presupuesto: 5,4 millones de euros.
4. Puesta en valor del Patrimonio Cultural y Ambiental. Presupuesto: 10,4 millones de euros.

5. Proyectos estratégicos y singulares. Presupuesto: 25,7 millones de euros. 6. Infraestructuras municipales. Presupuesto: 8 millones de euros.


De entre las seis líneas de ayuda que recoge el Fondo, la distribución de ayudas previstas para 2010 priorizará todas aquellas actuaciones encaminadas a respaldar proyectos que potencien el desarrollo económico y social de la provincia de Teruel, así como las iniciativas generadoras de empleo, que se enmarcan fundamentalmente en los sectores agroalimentario, industrial y turístico. En este sentido, destaca la línea de trabajo puesta en marcha en 2009, y que ha sido reforzada este año, por la que la sociedad Suma Teruel dispone de un fondo para financiación de empresas con el objetivo de respaldar con préstamos participativos aquellas iniciativas empresariales viables en el ámbito de la provincia y que tratan de invertir, ampliar o consolidar sus líneas de negocio. Para ello, el FIT destina este año un total de 3 millones de euros.


En el apartado de proyectos estratégicos y singulares destacan los 13,5 euros destinados a la Ciudad del Motor, de Alcañiz, y los 7 millones del aeródromo de Teruel. También el Observatorio Astronómico de Javalambre contará con una partida económica de 5 millones de euros y no hay que olvidar la apuesta por el sector de la nieve en la provincia, con un apoyo de 3 millones de euros para el desarrollo de Nieve Teruel.


El Fondo de Inversiones de Teruel


El Fondo de Inversiones de Teruel es un instrumento que nace con el objetivo de compensar a la provincia por no haber obtenido Aragón la calificación de Objetivo 1 de la Unión Europea y, por lo tanto, resultar excluida la Comunidad Autónoma del Fondo de Compensación Interterritorial.

La base legal para el establecimiento de este fondo especial se introdujo en el preámbulo de la Ley 20/1990, de 26 de septiembre de Fondo de Compensación Interterritorial al advertirse que Teruel no sólo quedaba fuera de ser considerada zona menos desarrollada y, por lo tanto, fuera del Objetivo 1, sino que, además, tampoco se le atendía mediante el mencionado Fondo de Compensación Interterritorial.


De esta forma, el 20 de octubre de 1992 se firmó el primer convenio del Fondo Especial de Teruel con una dotación inicial de 1.900 millones de pesetas anuales, que se financiarían al 50% entre el Estado y la Comunidad Autónoma de Aragón. Un acuerdo que se materializó a partir de 1993.

En 1996 tuvo lugar la primera revisión del convenio incrementando el presupuesto hasta la cifra de 3.600 millones de pesetas anuales. En 2002 hubo una nueva modificación del acuerdo, incrementando el presupuesto hasta 30 millones de euros. El aumento de la dotación del Fondo ha ido creciendo hasta  llegar al presupuesto de 60 millones de euros anuales, cifra con la que ha contado el Fondo en las últimas anualidades.


El Fondo de Inversiones de Teruel se ha duplicado a partir del año 2006 gracias al Plan Especial de Teruel, dentro del que cabe destacar las convocatorias de reindustrialización, así como el desarrollo de diferentes infraestructuras. Desde la puesta en marcha del Fondo, en el año 1993, la colaboración establecida entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Economía ha permitido invertir un total de 515 millones de euros, a los que hay que sumar los 60 millones del año 2010.