martes, 28 de julio de 2009

Continúan las labores de extinción sobre los incendios que afectan a la provincia de Teruel

27.7.2009.

En Aragón Liberal


Por: Cristina Perez

El Consejero de Política Territorial, Justicia e Interior y el Consejero de Medioambiente han explicado esta mañana la situación en la que se encuentran los siete incendios que afectan a las localidades de Teruel. Mientras uno de ellos ya ha sido extinguido, los demás se encuentran controlados o estabilizados.

Desde el pasado martes 21 de julio, siete incendios arrasan en localidades turolenses como Aliaga, Alloza, Andorra o Alcorisa, entre otras. Tormentas secas con fuertes y numerosos rayos, unidos al viento y a las altas temperaturas fueron el origen del fuego en estos territorios.

Tal y como ha explicado el Consejero de Medioambiente, Alfredo Boné, la prioridad ha sido en todo momento no poner en peligro núcleos urbanos y daños personales. De ahí que la alarma se haya centrado en los lugares con más habitantes, como Andorra o Alcorisa.

El perímetro total afectado asciende a un total de 12.031 hectáreas. Esta cifra no ha sido todavía más elevada gracias a los cortafuegos, que han hecho que las labores de control y extinción de los incendios estén siendo algo más llevaderas, según ha apuntado Boné.

Pero aún así, el Consejero de Medioambiente afirma: "Tenemos que complementar, mejorar y ampliar la estructura de cortafuegos, para poder tener más garantías si se produjesen incendios futuros".

No es la primera ni la segunda vez que se produce un gran incendio en la misma zona. Desde hace 20 años, es el tercer gran incendio que ocurre en los alrededores de estas localidades de Teruel, con la diferencia de que ahora el presupuesto de incendios es mucho mayor. 30 millones de euros se destinan a esta causa, de los cuales el 60% están dirigidos a la prevención.

El Gobierno de Aragón tiene planteado solicitar a la Administración general del Estado un Plan especial de Restauración para las zonas afectadas. Tras hacer una valoración de los daños, en septiembre se solicitará a la Administración central apoyo y preferencia para estas zonas.

Los incendios no están resueltos, sino estabilizados o controlados. Esto significa que la evolución de los mismos puede ir tanto hacia la extinción como hacia la creación de nuevos focos. En estos momentos, 1.500 personas sólo de nuestra Comunidad, además de las ayudas externas de Comunidades como Madrid, Valencia, Asturias o Cataluña, trabajan para que próximamente puedan estar todos los incendios totalmente controlados y extinguidos.



Datos del Gobierno de Aragón:

Los últimos datos de superficie afectada estimada, tanto forestal como agrícola, son 12.031 hectáreas en total, que afectan fundamentalmente a los términos de:

Aliaga, Ejulve, La Zoma, Cañizar del Olivar, Villarluengo: 7.656 hectáreas (ha)
Alloza y Andorra: 1.685 (ha)
Cedrillas, Corbalán, Cuevas Labradas, El Pobo: 1053 ha Valdeltormo y La Fresneda: 283 (ha)

Los Olmos: 670 ha
Morés, Chodes, Morata y Arándiga: 600 ha
Mazaleón: 84 ha

Circunstancias extraordinarias

El consejero de Medio Ambiente ha incidido en las extraordinarias circunstancias que se dieron a comienzos de la pasada semana y que provocó el inicio de tantos focos de manera simultánea: tormentas secas, vientos y altas temperaturas. Así, el día 21 cayeron unos 5.000 rayos de tormentas secas (con menos de dos litros de agua por metro cuadrado), seguido de un episodio atípico de dos días de vientos de suroeste muy cálidos y secos, de más de 30 kilómetros a la hora de media con rachas que llegaron a los 80 kilómetros hora, y posteriormente vientos muy cambiantes, y altas temperaturas continuadas, cercanas a los 40 grados en determinados puntos de los incendios. Además, desde el día 21 hasta 23 se declararon unos 20 incendios en total en toda la Comunidad de manera simultánea.

Respecto a la estrategia de extinción, los consejeros han explicado que desde el primer momento se priorizaron las tareas de extinción para salvaguardar la integridad de los núcleos habitados y las infraestructuras energéticas y de comunicación. Los puntos críticos fundamentales donde fue necesario centrar los esfuerzos del operativo en el incendio de Aliaga fueron la carretera de Ejulve a Villarluengo; el frente de Cañizar del Olivar; el cruce del Guadalope y la carretera de Montoro y el río Campos a la altura de la piscifactoría de Aliaga. Asimismo, Boné ha destacado que la red de cortafuegos de la zona está siendo fundamental para frenar los frentes y permitir que los efectivos trabajen en las máximas condiciones de seguridad.


Durante estos días ha trabajado la totalidad del operativo del Departamento de Medio Ambiente para la prevención y extinción de incendios, compuesto por unas 1.500 personas, que aumentan a 2.000 con la incorporación de efectivos de otras administraciones.