lunes, 26 de febrero de 2007

Y ¡Brindemos por la Concienca! de Jonh Henry Newman

Aragón Liberal.- Si algún Papa hablara en contar de la Conciencia, en el sentido auténtico de la palabra, estaría cometiendo un acto suicida. Ese Papa estaría cortándose la hierba de debajo de los pies.

25/02/07



Brindis por la Conciencia. En www.aragonliberal.es

“La conciencia es un consejero exigente, pero en este siglo ha sido desbancado por un adversario de quien los 18 siglos anteriores no habían tenido noticia. Ese adversario es el derecho del espíritu propio, la autonomía absoluta de la voluntad individual [...]. Si algún Papa hablara en contar de la Conciencia, en el sentido auténtico de la palabra, estaría cometiendo un acto suicida. Ese Papa estaría cortándose la hierba de debajo de los pies. Su auténtica misión es proclamar la Ley moral y proteger y fortalecer esa “Luz que iluminó a todo hombre que vino al mundo”, según dice la Escritura. La autoridad teórica del Papa, lo mismo que su poder en la práctica, se fundamentan en la Ley de Conciencia y en su sacralidad. [...]



El Papa recibe del Legislador Divino su función, que le autoriza a formular, conservar y hacer cumplir las verdades que ese Legislador Divino ha sembrado en nuestra misma naturaleza; y esta es la única explicación de su vida, más que larga, antiquísima. Su raison d´être es el ser el campeón de la Ley moral y de la Conciencia”. [Pg 76 y 77]



“Añadiré un comentario. Caso de verme obligado a hablar de religión en un brindis de sobremesa –desde luego no parece cosa muy probable- beberé «Por el Papa» con mucho gusto. Pero primero «¡Por la Conciencia!», después, «¡Por el Papa!»”. [Pg 82]

No hay comentarios: